10 de febrero de 2008

UNA ACCIDENTADA ANÉCDOTA

Ayer dia 9 de Febrero estuve haciendo un cambio de modelo para una empresa llamada Praxair. A éste sitio aparte de acudir el cliente , fuímos tres compañeros, Juanjo, Tomás y yo. Toda esa semana Tomás había estado de curso en Sevilla, y vino contándonos una anécdota muy divertida que le dijeron en Sevilla, y fue la siguiente:
Ocurrió que unos técnicos de Sevilla fueron a trabajar a un CPD "Centro Proceso de Datos"( una sala dónde hay muchos ordenadores "gordos"), coincidió que había a la vez electricistas trabajando con los cuadros eléctricos, "todo normal", bueno pues este técnico debía ser que tenía un agujero en el bolsillo del pantalón, y se le comenzaron a caer monedas por la parte interna de dicho pantalón, unas cayéndose al suelo, y otras se le quedaban sueltas entre el pantalón y la pierna, ...... en eso que se apoyó con una mano en un rack o armario eléctrico y con la otra mano comenzó a agitarse el pantalón para que terminaran de caer todas las monedas " quedaros con la imagen".
En ésto, que le ve un electricista de los que allí estaban trabajando, y le dió con una pala en las costillas para que según el operario dijo "creía que le estaba dando una descarga", seguidamente se levanta el técnico todo dolorido pidiendole explicaciones por lo sucedido.

Conclusión: el electricista se queda impresionado , impactado y ya sin saber que decir.
,..... y el técnico se queda con una costilla rota y de baja....

.......................... ¡¡¡¡¡¡ QUE IMAGEN !!!!!!!!!

Y si te cuenta esto ya un sevillano en Sevilla, te meas.............

4 opiniones dicen...:

alberto dijo...

Para que luego digan que trabajar con ordenadores no es un trabajo de riesgo,

Salu2

chelo dijo...

Gracias hno por comentario
este chiste si que esta muy bueno sigue adelante.

Un saludo caribeño

TenienteCastillo dijo...

JAJAJA qué bueno!!

pues sí, sí que corremos riesgos.

A todo esto ... ¿una pala? ¿qué hacía una pala en el CPD?

WALLACE dijo...

lo de la pala , yo que sé , pero así lo contó el sevillano, y bueno que decir, es muy curioso....